Ampel Cuando un sueño se hace proyecto...
Weben Weben Weben Weben Weben
Foto: MCK  
El taller

Cuando, después del nacimiento de mi hija Lea, volví a sentarme por primera vez delante del telar y el golpeteo del peine llenaba los momentos silenciosos del día, mientras ella dormía a mi lado en su hamaca, me pesaba la mala conciencia y la preocupación por si la iba a molestar en sus sueños. Llegó el momento en el que decidí imaginarme como este golpeteo los acompañaba y le llevaba mis mejores deseos.
Ahora, que me toca a mí soñar, este mismo golpeteo me llega multiplicado de muchas manos laboriosas.

La puerta está abierta. La luz del día que penetra por los grandes ventanales permite apreciar los colores y las estructuras de la lana; los muros son lo suficientemente grandes como para que los estantes de lana no tengan que disputarse el espacio disponible con el material de dibujo, y ya no hace falta trabajar el boceto, agachada en el suelo, trocito a trocito, desenrollando y enrollando el cartón como si fuera un rollo de pergamino
. Cabe en la pared y permite una visión global de lo que, trás muchas horas de trabajo intenso, el observador podrá contemplar como composición equilibrada en el tapiz terminado.

¿Y el golpeteo? No hace falta decir que procede de los telares, pues mi 'Telémaco' ya no está solo; a su lado ha encontrado sitio uno más grande aún, más antiguo, más pesado también, con los rodillos de madera maciza; y quizá hay otro, nuevo, hecho a mano con cariño y esmero profesional tomando a Telémaco como modelo; y bastidores grandes y pequeños, en los que se experimenta, se aprende. Apoyado encima de la mesa hay al menos uno de estos pequeños telares de madera, aunque ninguno de ellos, lamentablemente, es aquel en el que de pequeña hice mis pinitos como tejedora: se debe haber perdido en una de las innumerables mudanzas....

Manos laboriosas me ayudan con el trabajo en los proyectos grandes, crean su primera obra propia, o experimentan con nuevas técnicas y materiales,  intercambian ideas y experiencias y descubren al visitante algún que otro secreto en el intento de compartir su pasión por este mundo entrecruzado...

Lea
Los cursos

Y todos aquellos a los que, trás un vistazo por encima del hombro de otros, les han entrado ganas de cruzar hilos, siempre serán bienvenidos.

Queremos organizar cursos para gente menuda y grande; para aquellos que nunca jamás han tenido una bobina entre manos y los que son virtuosos en su manejo y simplemente quieren probar otra técnica; para todos los que a lo largo del año buscan un poco de compañía y quieren que su creatividad encuentre una manera de materializarse; y para aquellos, que pasan el verano aquí, pero no se quieren quedar
en la cama hasta las tantas, y buscan descanso en el trabajo concentrado para volver a ajustar su equilibrio interior.

Para los unos habrá cursos en grupo, en los que se elaborará un proyecto y se tratarán todos los pasos del proceso de elaboración; para los otros: cursos intensivos, en los que procuraremos adelantar el trabajo para que, de vuelta a la vida cotidiana, pueda competir con las pequeñas obligaciones de todos los días..... y luego quedan los cursos de inmersión, para la diversión textil sin más pretensiones que las de pasarlo bien entre lanas y algodones.....

Con todo, no queremos limitarnos al telar. En combinación con las exposiciones temporales, tenemos previsto organizar talleres impartidos por los respectivos artistas invitados  para que los interesados puedan conocer otras técnicas y para facilitar el intercambio de opiniones y experiencias entre los autores de las obras expuestas y el público interesado.
La exposición


Verse de repente en el otro lado es un reto emocionante. Hasta ahora, llegaba yo con mis
pesados rollos bajo el brazo como un mercader ambulante de un cuento oriental, sacaba mis tapices y los encajaba en cualquier espacio y contexto. Es la gran virtud de estos nómadas murales. Ahora les tocará llenar el espacio vacío, como si fuera el principio de lo que espero que crezca y se desarrolle para convertirse con el tiempo en un pequeño museo textil.

Entonces me tocará a mí atender a cada artista y satisfacer sus necesidades, encontrar para cada obra el espacio apropiado, para que luzca y facilite al publico el acercamiento a esta expresión artística. Es un proyecto ambicioso y cuando el taller y los cursos estén en marcha,
espero encontrar compañeras y compañeros de oficio que compartan mi compromiso y mis inquietudes y les apetezca exponer sus obras en este marco, que más bien será modesto pero llevado con mucha ilusión y cariño. Espero también encontrar un público abierto e interesado que disfrute con lo que queremos y podamos ofrecerle. ¡Pondremos todo nuestro esfuerzo, a ver si nos sale......!

Con tanta mirada hacia el futuro no queremos olvidarnos del pasado. Así que, dentro de lo que nos permitan las limitaciones de medios y espacio, e intentando que no se aburra nadie, invitaremos a un breve recorrido para apreciar lo que se creaba entre los hilos de la urdimbre en épocas pasadas en España, en Europa y y el resto del mundo.
Ausstellung
Instalación: Lea Sánchez Milde
Bueno, hasta hace algunos meses parecía que habíamos encontrado una ubicación para el proyecto, un espacio enorme, tan grande que casi me daba un poco de miedo, arquitectónicamente muy interesante y en un entorno privilegiado: Santa María de Mave, a pocos kilómetros de Aguilar de Campóo. Finalmente, no pudo ser.

Ahora estamos buscando una alternativa. Ya avisaré cuando la encontremos, y cuando el proyecto se haga realidad...
  
    amilde@andreamilde.com pagina inicial · biografía · galería · pie de imprenta · enlaces ·
unas palabras · una aproximación · un viaje · un cuento ·